22 abr. 2008

howto personas

Muchas veces los informáticos estamos sumergidos en nuestros conocimientos técnicos y es costoso que la gente nos entienda cuando hablamos, muchas veces ponemos mucho énfasis en intentar explicar lo mas llano posible un problema para que el usuario lo pueda llegar a entender y que en el futuro cuando se encuentre con este problema pueda solventarlo él solito, causándole una gran satisfacción por ver que es capaz de dominar su herramienta de trabajo (enseñar a pescar en lugar de ofrecer los peces).

Pero ¿qué ocurre cuando intentas hacer lo mismo con gente que no está predispuesta a aprender? pues te dicen que les estás dando la chapa y que ellos sólo quieren que les arregles aquello que no le funciona, para a los pocos días cuando se encuentre con el mismo problema precise de nuevo tu ayuda. Si el problema solo sucede unas pocas veces hasta hallar la solución final se queda como una mera incidencia puntual, pero si el problema persiste, un bug del programa, un desconocimiento y/o desinterés por parte del usuario puede llegar a dar la vuelta a la tortilla, ahí el administrador se encuentra en una encerrona, si no haces nada el usuario interpreta que pasas de él y si intentas estar pendiente del problema te dice que no le dejas trabajar, luego es cuando el administrador debe pasar en modo background y realizar las tareas de administración cuando el usuario no está presente. Esto se convierte en una situación incómoda, ya que algunas veces el mantenimiento del sistema implica actualizaciones que afectan al interfaz gráfico del usuario y él se da cuenta que ocurren cambios, pero ¡¿cómo?! luego ahí empieza una fase de paranoia y manipulación de la realidad, el administrador se convierte en el malo por intentar hacer lo mejor posible su trabajo (una vez maté a un perro y me llaman mataperros).

Si el usuario tiene a responsables por encima puedes comentárselo a su responsable, si el usuario en cuestión es un responsable, el administrador del sistema pasa a ser el ente molesto (el pez grande se come al pequeño), tras varios ataques el administrador puede a llegar a perder el interés por aquel usuario, en algunos casos intenta evitar aquel usuario o en otros contratar ayuda externa para aquel usuario y poder centrarse en el resto de usuarios con mejor predisposición a colaborar.

El trabajo bajo presión concibe frutos, pero no buenos frutos, el árbol tiene que germinar, echar raíces, darse paso en el aire, crecer, alcanzar el cielo, después de esto el árbol estará listo para crear jugosos frutos, luchar contra las plagas y resistir al tiempo. Los arbustos ofrecen frutos, pero son amargos, llenos de espinas y crecen en lugares oscuros e inaccesibles.

Reflexión: Ahora entiendo el porqué muchos administradores de sistemas se consideran BOFH, quizás sea un método de autodefensa?

1 comentaris:

Alfonso de la Fuente Ruiz ha dit...

Me solidarizo. BOFH es una filosofia de vida, querida. Sigue siempre su doctrina, caiga quien caiga y duela a quien duela.

Para quien no lo sepa, significa "Bastard Operator Form Hell" y tiene sitio web propio...

Publica un comentari a l'entrada