20 abr. 2007

un estraño sueño

Esta noche pasada he dormido muy poquito debido a que estaba investigando una herramienta la cual colgaré alguna información en el futuro en este blog.

Al llegar a casa he decidido de ponerme el pijama y dormir las horas que me han quedado pendientes, 2 horas aprox. de siesta!

Cuando me he levantado he recordado alguna cosa que he soñado que ha durado bastante rato, por la complexidad de sus imágenes y cada uno de los detallados sucesos del mismo.

Un año había ido en un encuentro de hacking en Alemania, y el año siguiente volví. Algunas cosas no habían cambiado, la gente iba con bicicleta, había funiculares subiendo por las calles, la gente iba de un sitio a otro a pié, etc. se veía una ciudad moderna con algunas subidas en medio del centro (berlín no puede ser porqué he ido este año y todo es plano).
En el año siguiente, la estación de tren había sido abandonada y adaptada para hacer el encuentro del año siguiente, pero todo de cosas raras había en el evento.

El vagón de tren, con el cual habíamos venido el año anterior con unos amigos, estaba aparcado en las vías secundarias y con síntomas de haber sufrido un incendio; dentro se podían ver aún los objetos personales de los pasajeros que consiguieron escapar, los que no murieron al acto. Ahí en el centro del vagón me llamó la atención de una conocida bolsa de mano que solía usar una conocida del hacklab, que se había quedado en Barcelona por temas laborales. Cogí la bolsa y la saqué del tren, al mismo momento miraba la desolación de aquel vagón que nos había ofrecido un magnífico viaje, el cual parece que se incendió justo bajarnos.

De repente un hombre, me pide en inglés las huellas dactilares y le pregunto el porque, con la pregunta, parece que los dos gorilas de detrás se arquean hacia delante dando un aire amenazador, le facilito las huellas, pero como conozco el sistema las pongo de tal forma que quedan invalidadas, además borro una huella que estaba en el papel marcando con el meñique y moviendolo al mismo tiempo, de tal forma que la tinta quedó como una taca de tinta negra. Empiezo a correr, como la gran mayoría de la gente de la estación ocupada, cojo una bicicleta, y me dirijo rápidamente a la habitación del hostal al que me albergo, pasando por estrechas, oscuras y frías calles del centro de la ciudad.
Consigo despistarles y me las apaño para contactar con mi hermano para decirle que algo pasa en Alemania, que intente informarse qué sucedió aquel día con el tren, que una estación de trenes con un gran volumen de pasajeros, pase a ser en menos de un año un espacio abandonado es muy extraño. Uso un teléfono un poco peculiar con una pantalla lcd muy grande dónde aparece el mapa del mundo y muchas letras, al realizar la llamada se iluminan las regiones afectadas en la llamada, se trata de una centralita telefónica que no usa ningún proveedor de red para realizar sus llamadas, estas se envían encriptadas en la red y se descomprimen al pulsar una clave al inicio de la llamada.

En aquel instante entran unos niños en el pasillo y gritan ahí ahí! cojo todo el dinero que tengo guardado por el viaje y salgo por la ventana...

A partir de aquí ha sonado el despertador y el sueño se ha desvanecido, ha sido tan real que al levantarme el corazón me palpitaba fuertemente.

Quizás mi imaginación? una premonición?

1 comentaris:

Alfonso de la Fuente Ruiz ha dit...

Los sueños manifiestan aspectos del inconsciente que se liberan cuando el consciente se relaja y duerme. Parece que te haya quedado en conciencia algo por hacer, que crees correcto pero por lo que temes que haya represalias. No sabes si te compensa correr el riesgo. Valóralo y obra en consecuencia.
O quizá sólo tienes ganas de que llegue el próximo hackmeeting... ¿Yo qué sé? No soy Freud ;)

Publica un comentari a l'entrada